16-El detective privado y Investigación privada en procesos de familia.

Investigación privada en procesos de familia.

La labor del detective privado va más allá de temas laborales, pudiendo realizar tareas de investigación en otros ámbitos como en este caso, el ámbito familiar.

Siempre que hablamos de detectives privados y ámbito familiar solemos asociar el término a la investigación de infidelidades, y esto es solamente un trozo de la tarta que nos ofrece este ámbito.

Las casuísticas que nos encontramos van en relación a la recopilación de pruebas para esclarecer o ayudar en los procesos de divorcio, modificación de medidas en relación a los menores, sobre la averiguación de la conducta de los hijos/padres, localización de personas

El informe del detective privado en los procesos de familia no tiene ninguna regulación especial de la que se prevé para el proceso civil en general. Así pues, según el artículo 265.5 LEC: “A toda demanda o contestación a la misma se acompañarán (…) Los informes, elaborados por profesionales de la investigación privada legalmente habilitados, sobre hechos relevantes en que aquellas apoyen sus pretensiones. Sobre estos hechos, si no fueren reconocidos como ciertos, se practicará prueba testifical.

Los detectives privados en el marco de un proceso de divorcio se les contratará para la aportación de pruebas en relación a cuestiones económicas que afectan a la pareja, para esclarecer los desacuerdos en la custodia de los hijos o para la modificación de las pensiones compensatorias. De esta manera, el detective privado puede obtener pruebas sobre la conducta que tiene uno de los progenitores cuando tiene el menor a su cargo, si muestra comportamientos irresponsables o que influyan de manera negativa en el correcto desarrollo del menor; así como cualesquiera otras circunstancias que sean relevantes según el objeto de la investigación encomendada que ayuden a esclarecer o resolver el problema.

¿Quién puede contratar a un detective privado en el ámbito familiar? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla y podrá realizar la contratación cualquier persona acreditando siempre el interés legítimo, mediante por ejemplo el libro de familia. La investigación se llevará a cabo siempre por un profesional habilitado con la TIP expedida por el Ministerio del Interior y dentro de los límites que garantiza la ley.

Dada la mayor complejidad y diversa casuística en las relaciones interpersonales que tenemos hoy en día, son cada vez más las personas que recurren a los servicios de investigación privada para apoyar y dar fuerza a sus pretensiones ante los tribunales. Desde nuestro despacho ofrecemos un servicio totalmente personalizado y ajustado a las necesidades de cada persona, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte y poder ayudarte.

 

Comparte esto en:

Menú
¿Puedo ayudarte?